lunes, 15 de agosto de 2016

Máquina de Sentir

Máquina de sentir
Contradicciones diarias de su propia arquitectura
Estado sólido, energía en plena fluidez
Inercia programada en relación y convivencia consigo misma
No necesita renegar de nada.
No necesita juzgar a nadie.
Tan sólo funciona sin pedir nada a cambio.

Qué más se le puede exigir a una máquina?


viernes, 15 de enero de 2016

Telemetrías Póstumas

Pagué mis pecados con sangre y lágrimas
Ahora déjenme salir de esta maldita ciudad
No estoy huyendo, esty cansado de huir
Pero tu silencio indiferente me vuelve a clavar otra puñalada en la espalda
Y no alcanzo a rascarme
He despertado del sueño del guerrero
Y la guerra apenas comienza
No hay un creador a quien blasfemar ni pedir explicaciones
Sólo dio el punto de partida
Pero me dejó a mí el resto de la tarea
Mas ya no quedan palabras para responder ante el interrogatorio
¿Cómo quieres que plante cara?
¿Cómo quieres que plante cara
si me das la espalda una y otra vez?

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Hoy

(escrito en la madrugada del 23 de diciembre de 2015, a modo de declaración de amor a mí mismo... una que me debía hace mucho...)


Hoy sobreviví a otra invasión
Me desdibujé frente al dolor
Que insiste en regresar
Y viene a educarme

La ventana abrí pa' ventilar
Me levanto para dibujar
Un sol en la pared
Luminoso y grande

Hoy pedí prestado un si bemol
Y lo transformé en esta canción
La puedes cantar
Cuando tú precises

El amor no es fácil de tratar
Es un sentimiento muy particular
Que suele lastimar
Para hacernos libres

miércoles, 29 de julio de 2015

Toques

Lluvia dentro de mí.
Bendiciones tras el muro de fuego.
Fiestas y danzas después de la prueba de iniciación.
Legalizo y pongo en vigencia mi derecho a limpiar llorando este drenaje.
Hay que ser bien fuerte para ser feliz... aunque a veces las armas las cargue el diablo.

Alcánzame el alicates de puntas... que ya casi termino de unir todos los cables.
Sube el interruptor. Acércate y pon tu oído en mi pecho.
Óyelo latir un rato antes de que cierre el tablero.



domingo, 14 de junio de 2015

Semillas de Orquídeas

Hay dos alternativas disponibles a esta altura de la noche
Ir hasta ese piano abandonado al fondo de la sala
o congelarme la noche entera y esperar la primera micro de madrugada que me lleve hasta tu casa
Porque nada es gratis en esta vida
Nada es fácil sin valer la pena
Y a ratos bien viene una dosis de calor y bravura
Para descongelar el letargo semántico en nuestras vidas
Y aplastar las dudas de una firme pisada contra el hielo
No confío en esos guardianes de la ley a media carretera:
he visto el elástico detrás de sus orejas

Hace tanto tiempo que no sueño cosas bonitas
Es por eso que preferí despertar y mover mis brazos para darme cuenta que no estaban hechos de madera
Ni tampoco esta maquinaria interna tiene circuitos ni ciencia cierta
Sólo venas, arterias, ocurrencias y mañas variadas
Chistes malos, guitarras sin cuerdas y un corazón latiendo de forma constante para sacudirse el carbón acumulado y develar esa reserva de semillas de orquídeas
Custodiada y resguardada por dos lobos cancerberos que levantan murallas sónicas
Y a punto de salir en una caja de encomienda en la primera micro de madrugada
Para llegar finalmente hasta tu casa
y sembrarse en tu jardín.



(tú sabes quien eres, ojalá puedas leerlo).

miércoles, 10 de junio de 2015

Susurro

A cada segundo que intento llevarme el asombro a la cama
No logro distinguir esa sombra que está siempre un paso en frente mío
Y el silencio de la habitación me susurra y me acaricia las sienes
Como las ondas de una radio AM sonando a lo lejos
Abro la puerta, miro al cielo... no encuentro nada
Mas esa presencia está aquí, siempre la estuvo
Quemándome el corazón constantemente hasta reducirlo a cenizas y verlo renacer

Eres tú?
O tan sólo un sueño buscando el ansiado relevo que destrone a tantas emociones obsoletas atrapadas?
Prefiero seguir despierto y olvidar que alguna vez deseé con toda mi alma ser una máquina
Respirar hondo y hacer caso omiso a la salvación de aquella campana



(inspirado en y dedicado a V.A.)

jueves, 7 de agosto de 2014

Zoótropo

Atrapado en el ojo de un huracán de bolsillo
cuento una y otra vez la misma historia
es dificil detener la carrera
cuando se corre al centro de la rueda
como un hámster persiguiendo la comida
colgué mis sueños mirándome de frente.

A veces pienso que no fue la mejor idea
Pero luego recuerdo que estoy obligado
a seguir corriendo para no caer de boca al suelo.